Espagne/France : Mission à Hontanas (21 julio – 6 agosto 2017)

Publié le : 28 août

Dos días antes de terminar la actividad, comentamos que queríamos contar a todas las hermanas de la congregación. Cada una de nosotras decidió sobre qué escribir aunque fuera un pequeño texto. Así salió esto...

Acompañamiento “express”
El primer año que comenzamos esta experiencia y acogimos a los peregrinos en Hontanas me llamó mucho la atención de cuántos lugares, países, culturas e idiomas llegaban, es decir, la gran diversidad de personas haciendo un camino común, dirigiéndose hacia un mismo lugar.
Este año he podido percibir con más fuerza qué les mueve para hacerlo, las razones, y las búsquedas que tienen. Me han emocionado sus vivencias y su deseo de ponerse en camino, de que haya “algo” que les mueva a ello.

Un hombre me contó que acababa de jubilarse y quería situarse ante su nueva etapa y afrontar el futuro.
Una chica joven quería hacer el duelo por la muerte de su madre.
Un hombre que había nacido en Hungría y emigrado a muchos países se preguntaba cuál era su identidad, de dónde se sentía.
Una chica de Gran Canaria, ¡vecina nuestra !, hacía el camino sola para dar las gracias por haber aprobado las oposiciones.

Todos ellos momentos personales significativos de cambios y búsquedas… Una oportunidad para acompañar, estar, tan solo unos breves momentos para escuchar pero cargados de vida y profundidad.
¡Gracias por esta oportunidad !
María S.V

Diferentes etapas en el camino

Este es mi tercer año de esta experiencia misionera en Hontanas. Quiero expresar aunque sea en pocas líneas “algo” que ha marcado positivamente nuestro estar acogiendo a los peregrinos en este 2017. Traíamos en la mochila una pequeña historia de dos años que habíamos realizado y creíamos resultaba bien en contenido y estructura. ¿Porqué cambiarlo ?
Desde hace unos meses “sabía” que se iba a dar novedades, pero desconocía en qué sentido. Me preguntaba “cómo” nos afectaría y si seríamos capaces de trabajar con otra persona con la que no habíamos programado el proyecto, sabiendo que esa persona = sacerdote diocesano y párroco de Hontanas ya tenía el suyo.

Con mucha ilusión y con una actitud de escucha nos encontramos el día 21 de julio a las 18h para la eucaristía en la parroquia. Nos encontramos con Fran (José-Francisco), él nos esperaba con mucha alegría. Comenzó contándonos lo que hacía cada día y cómo deseaba que nos implicáramos, visualicé que todo estaba muy armado. Debo reconocer que de vuelta al convento de Clarisas dónde nos alojamos, sentía “algo” que me decía que ahí casi no se nos necesitaba.
Reconozco que es un hombre de fe, muy activo, tiene organizado su proyecto, muy fundamentado y razonado, siendo coherente y apasionado en su misión de acoger y acompañar al peregrino.

¿Qué deberíamos hacer ? Conversamos entre nosotras y al día siguiente volvimos a ver con él cómo hacer. Tanto él como nosotras estábamos ahí por los peregrinos, nos encontramos buscando, nosotras cambiamos parte del contenido y estructura de nuestra actividad, él nos ofreció confianza y apertura, de tal forma que ha sido una gracia enorme que nos ha posibilitado el crear y actuar fraternalmente en una comunidad de iguales.
Creo firmemente que ha sido una misión preciosa, qué nos ha hecho soñar y desear que no solo podamos continuar sino también, quién sabe si puede ser una “nueva” llamada… el tiempo, el Espíritu y nuestra lectura de fe, irán respondiendo.
Gracias a Fran por haberse hecho hermano y a Anne Marie G. Marie Emmanuelle R, Isabel R, María S. y Ágata, laica por regalarnos mutuamente, esta comunidad internacional.
Virgilia León

Vida comunitaria
“...y nadie consideraba como propio nada de
lo que poseía, sino que tenían en común
todas las cosas.” (Hch 4,32b)
Los días vividos en Hontanas en misión comunitaria internacional en unión a los peregrinos, han sido muy ricos en relaciones, escucha, compartir fe y sueños, admiración de ver superación y lucha por seguir en el camino…
La vida fraterna ha sido muy positiva, he sentido en cada hermana la disponibilidad y el estar atenta y disponible a los pequeños detalles de la vida cotidiana. Favoreciendo así el realizar con entusiasmo e ilusión la actividad misionera.
En la acogida y escucha a los peregrinos, cada una hemos puesto lo mejor de nosotras mismas, compartiendo con ellos sus búsquedas y el sentido de porqué se embarcan en este proyecto.
Todas las mañana hemos hecho una reunión dónde compartíamos lo vivido el día anterior y los posibles cambios a introducir para desarrollar la actividad del día.
La última semana decidimos introducir una oración, compartir la Palabra de Dios antes de la reunión, la realizábamos en la residencia del convento de Clarisas de Castrojeriz, donde dormíamos. La hemos valorado muy positivamente : poder compartir nuestra vida de fe.
Isabel Repiso

« Un massage GRATUIT ? Ce n’est pas possible ! »
Le chemin de St Jacques draine une population de plus en plus nombreuse et d’une très grande diversité.
A Hontanas, 43 000 nuitées ont été enregistrées au cours de l’année passée. Ce village de moins de 50 habitants compte 3 auberges pour cet accueil sans lequel il n’existerait probablement pus. La situation est identique à chacune des étapes présentes sur le Chemin. Voilà pourquoi une banane peut coûter en ces lieux jusqu’à 0,50 €, au grand scandale de nos sœurs espagnoles ! et l’étonnement peut être grand pour les pèlerins de se trouver face à une gratuité à laquelle ils ne sont plus habitués. Il nous a fallu l’annoncer sur des affiches, mais aussi le redire de nombreuses fois pour ces ‘chercheurs de sens’ qui vivent avec intensité solitude et silence de la marche, contrastant avec la chaleur et la diversité des rencontres à l’étape.
Pour ceux qui souhaitaient cependant faire un don, nous avons proposé de contribuer à la rénovation intérieure de l’église, commencée avec goût par le nouveau curé au cours de l’hiver dernier.
Marie-Emmanuelle R.