Espagne : O Lumen

Publié le : 8 avril

Espacio para las artes y la palabra

En este curso, es el 2º lugar que abren nuestros hermanos dominicos de la Provincia de Hispania, buscando nuevas formas y espacios de predicación. Ellos hablan del “nuevo atrio de los gentiles”.
El 21/03/18 toda la Familia dominicana había sido invitada para la pre-inauguración de este proyecto, que abrió sus puertas con la gran exposición de pintura y palabra “Trazos de luz “ de Fr. Kin En Joong. Él mismo realizó la presentación de su obra y de su forma de predicar desde ella la Buena Noticia, como búsqueda de la Verdad y de la libertad para el ser humano en Jesucristo. Nuestra hermana Lola Munilla realizó, los dos días, la traducción directa para la asamblea. Varias hermanas de la CRSD estuvimos presentes.
A continuación, copio una pequeña reseña del Fraile Kim que nuestros hermanos hicieron y que he entresacado para nuestra página :
“KIM EN JOONG, nace en Corea del Sur en 1940. Desde muy temprana edad descubre la pasión por la pintura que ya no le abandonará jamás y que en 1967 le llevará hasta Europa. Ingresa en la Orden de Predicadores en 1970, es ordenado sacerdote en 1974 y asignado al Convento de la Anunciación en París, que se convierte en su hogar hasta hoy. Como fraile dominico continúa pintando y conciliando sus dos vocaciones, de modo que pronto se le empieza a conocer como el “pintor de blanco” o “pintor de la luz”.

Actualmente son decenas los proyectos de creación de vidrieras que ha llevado a cabo en iglesias y catedrales de Francia, Irlanda, Italia o Austria. En agosto de 2010 recibió, de manos del Ministro de Cultura, la insignia de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

En su sencillez, trata de eliminar cualquier concreción o referencia sensible, ni siquiera pone título a sus obras para no condicionar al espectador, para conectar directamente con la sed de profundidad y espiritualidad de nuestros contemporáneos. Fray Kim plantea así un despojamiento de todo lo accesorio que permite hacer visible lo invisible, lo que es verdaderamente importante y que nos posibilita después el reconocimiento de esa aparente invisibilidad en todo lo que nos rodea y en nosotros mismos.”

Virgilia León Garrido