Fiesta de la vida consagrada

Published : 8 February

2 de febrero de 2020

La vida consagrada, en un recorrido cristiano, es el paso añadido que nos lleva a abandonar a la familia, la profesión; tener el coraje de salir para unirnos a un entorno de vida, a unas hermanas que no hemos elegido.

Lo que da la fuerza para dar este paso es el encuentro con la persona de Cristo, verdadero encuentro con la persona de Cristo, verdadero encuentro personal que cambia la vida.

Luego, en la vida contemplativa o en la vida apostólica, cada mañana comenzar de nuevo, entregarse a Dios y a los demás.

Por eso el día de la Presentación de Jesús en el Templo pudo ser elegido por Juan Pablo II para celebrar la vida consagrada: Simeón y Ana se encuentran con el que es la “luz del mundo”.

Nosotras, las personas consagradas, lo recibimos con todo el entusiasmo de nuestra fe bautismal y vivimos unidos a él hasta el encuentro, en su Reino.

Que tengáis una hermosa celebración de la vida consagrada!

Hermana Marthe Marie