Hontanas 2018

Publié le : 13 août

Experiencias-Testimonios

Missão em Hontanas
Deus criou o infinito pra a vida ser sempre mais… Mais alegre …Mais fraterna …Com um pouco mais de experiência .É dentro de um clima de graça e grande internacionalidade que mais uma vez instalamos nossa tenda em Hontanas na missão com os peregrinos do caminho Santiago . Cada peregrino tem uma motivação especial. E este os leva a uma viagem de fé, uma aventura de superação e autoconhecimento , a uma verdadeira experiência de vida. Durante poucos dias em Hontanas : Incontáveis encontros, diferentes histórias, testemunhos formidáveis, vivencias únicas e superinteressantes e objetivos semelhantes fazer o caminho. E para fazer o caminho é preciso caminhar…E caminhar com alegria !
Segundo os peregrinos caminhar contemplando paisagens diversas, subindo montanhas, atravessando rios, encontrando pessoas do mundo inteiro, diferentes crenças, culturas e línguas, superando distancias, dificuldades e desafios, carregando o essencial no coração e na mochila e acima tudo compartilhando experiência de vida.
Graça e Gratidão à comunidade internacional por tudo...
Maria Aparecida da Silva

Hontanas, fontanas, fuentes...
Una parada para mi camino del año donde recobrar fuerzas y beber de la Fuente. Supone para mí esencialmente un momento para la gratuidad, gratuidad con los peregrinos porque simplemente estás con ellos y les ofreces un poco de alivio. Gratuidad con la comunidad en las comidas, encuentros… gratuidad conmigo misma y con Dios pues contamos con espacios tranquilos para la oración y el contacto con la naturaleza.
En relación con la acogida a los peregrinos, estos días me ha llamado especialmente la atención la mirada de algunos peregrinos y peregrinas. Durante el masaje da tiempo para mirarse a los ojos y a veces, se produce un momento fuerte de comunicación sin decir nada. Me ha llegado la alegría de dos peregrinas que se notaban que hacían el camino con serenidad y contento. También el enfado de una peregrina francesa que venía muy cargada de la vida, solo necesitaba que le tocaras suavemente los pies. El llanto de otras dos personas que necesitaban hacer despedidas… Doy gracias por haber podido asomarme y compartir esas miradas.
Elena Hernández Martín

Camino de Santiago : Encuentros
Es mi 5ª vez y mi 4º verano que puedo vivir esta experiencia, (que por cierto, cada año ha sido diferente) sencilla, de pequeños gestos y de amplitud de detalles : todo es posibles, puertas y ventanas están abiertas y en actitud de dar y recibir.
Cada peregrino es un mundo, igual que cada ser humano lo es, aún sabiendo bien esto el día y sus mensajes me sorprenden.
Experiencias de vida tan diversas, decisiones fuertes al mismo tiempo que sencillas, hacen a cada uno dejar su lugar de vida conocido y aventurarse en un tiempo que sueñan, pero que no saben cómo va a terminar y a veces ni cuándo va a terminar, a pesar de que tengan bien definido el trayecto. A veces por una razón u otra, la salud no acompaña o las tendinitis aparecen. Decidir abandonar el camino supone a veces mucho sufrimiento, sobre todo si el peregrino llega aquí desde un país muy lejano y haciendo parte de un grupo al que tiene que dejar.
Hay días que he hecho curas de ampollas y heridas… !! Me pregunto : que en lo cotidiano seguro no caminaban con ellas, pero que aquí por el deseo de continuar, se acepta sufrir antes que abandonar.
Este año me ha sorprendido especialmente : un pensamiento, tanto mirando y orando con los peregrinos como haciéndolo en nuestra comunidad internacional. ¡Tan diversas en lengua, raza, cultura… y mirando al mismo Dios ! ¡Qué misterio !!, y como cantaremos hoy (viernes 3) en la liturgia de la Palabra y comunión con los peregrinos : ¿Quién será Dios para amarnos así, hijas de la tierra ?
Gracias a todas por permitirnos el poder vivir este tiempo de evangelización.
Virgilia León Garrido.

Hontanas 2018
The two weeks in Spain have been an enriching experience for me both in terms of communal activities and the mission in Hontanas. I did not expect to meet such diverse and interesting people from all over the world. What was all the more surprising was how, tending to their feet, almost naturally opened the pilgrims to talk about their walk that day leading them to share their reasons for going on this pilgrimage. To undertake a pilgrimage is a calling and every pilgrim, regardless their faith, age or social status, was responding, ¨Here I am !¨, willing and ready to accept and bear all that the way had to offer. It was a privilege to witness such openness. I also experienced this openness in the sisters in welcoming me to their community life. I am particularly grateful to the sisters who translated and made communication possible. All the sisters were cheerful, engaged and passionate. Sr. Virgi´s impressive organisational skills and attention to details made the practical routine fall in place naturally. A few things I discovered about myself include my interest in tending to the wounds of the pilgrims ; that I could meet so many complete strangers neighbourly and massage their feet without any hesitation ; and that I enjoy playing dominos until midnight even after a long day of activities. This experience has given me much to take home !
Sheeba Jem Irudayam

Experiencia en Hontanas 2018
La experiencia de este año ha tenido una connotación nueva y muy positiva.
He vivido con mucha fuerza la internacionalidad : ha prevalecido la fraternidad, el encuentro el compartir con otras hermanas de distintas culturas, edades, que ha enriquecido mi visión como pertenencia a una Congregación Internacional.
El encuentro con los peregrinos me sigue cuestionando, valoro, lo profundo de lo que cada uno lleva en lo mas profundo de el mismo y la facilidad de compartirlo. Creo que el ambiente de hacer camino con otras personas con el mismo deseo, ideal, lo facilita.
Gracias a todas que han hecho posible esta experiencia
Isabel Repiso

Misión en Hontanas, descubriendo su belleza en el encuentro con los peregrinos.
Hontanas, situada en el norte de España, pueblo pequeño, con una riqueza histórica, rodeado de pequeñas montañas y temperaturas que han sobrepasado los 32º y habitualmente con viento permanente.
En el encuentro con los peregrinos me conmueve su testimonio por la búsqueda de una vida interior profunda, con la mirada hacia Dios a través de hermosos encuentros.
Igualmente me conmueve y sorprende la generosidad y atención del párroco de Hontanas, cada día nos regala su acogida calurosa en la casa que tiene cerca de la iglesia y que se llama “Casa Mambré” con un proyecto nuevo hacia el peregrino y la espiritualidad del Camino de Santiago.
También he podido hacer y hecho “cuerpo congregacional” por medio de esta misión comunitaria e internacional. Llegamos de diferentes países, con diversas lenguas y culturas, llegando a crear unidad en la diversidad
En el encuentro con la persona y con cada persona he saboreado y disfrutado de mi vocación dominicana.
Hay peregrinos que en ciertos momentos han dejado correr sus lágrimas ; nos hemos sentido unidas a ellos, finalizando el día con un pequeño tiempo de oración realizada a través de una Danza Contemplativa, guiada por algunas de las hermanas. En este ambiente de oración, me uno a la súplica tan querida de Sº Domingo y con él puedo decir : ¿”Qué va a ser de los pecadores ?”
Clarisse, Madimba (Poitiers)

El masaje de pies, nuestro pozo de Jacob
Todos los días, a las 5h, vestidas con nuestras camisetas dominicanas, nos poníamos desde Castrojeriz rumbo a Hontanas, unos 9 kilómetros. A la llegada, tiempo para preparar la Eucaristía, el lugar de los masajes y además, pasear por los albergues para invitar a la gente a la Eucaristía del peregrino, a la posibilidad de un masaje de pies a continuación y a un tiempo de oración a través de la danza, al final de la tarde.
Cada tarde ha sido una sorpresa ; nuevos rostros y experiencias de encuentro bien diferentes. Era bonito ver al grupo de hermanas, rostro de una comunidad internacional, en la plaza de la Iglesia, saliendo al encuentro de los peregrinos, dialogando con unos y otros en lenguas distintas. Todo ello en un ambiente distendido, sin prisas, a veces mientras el tiempo de masaje, otras durante la espera.
Hacer masaje de los pies, además de ser un alivio físico para los peregrinos, era una experiencia para nosotras de estar tocando “tierra sagrada”. A través de movimientos suaves entrábamos en contacto con distintos puntos del pie, a veces doloridos, heridos, secos o callosos. Cada uno de ellos refleja otras zonas del cuerpo, refleja el estado de la persona. Tocar los pies, significa de algún modo acoger a la persona como viene, como está ; en muchos de los peregrinos se puede percibir un primer momento en el que la persona se encuentra extraña, pero poco a poco se va abandonando, dejándose hacer, relajándose. Con frecuencia, este momento se convierte en una oportunidad para una comunicación honda que ha quedado en cada una de nosotras como un tiempo sagrado : como Jesús y la samaritana, en torno al pozo, hemos podido durante varios días hacer experiencia de un encuentro mutuo de vida, liberador y sanante. ¡ Doy gracias a Dios por ello !
María Ferrández