Lunes 10 de agosto: encuentro con César Valero, op.

Published : 10 August 2015

Este lunes, 10 de agosto, César Valero, op, promotor de la Orden para las monjas, ha venido a hablarnos de la predicación, en general, pero más en particular de “Mujeres predicadoras en elumbral del Jubileo 2016”.

Su intervención ha resonado en nosotras en continuidad con lo que hemos escuchado los últimos días.En la familia dominicana, la predicación está en el corazón de nuestra identidad. Para nosotros, la palabra no es sólo un canal de comunicación sino que tiene una importancia particular. La palabra está ahí para que hablemos de Dios y de su acción amorosa en la historia de la humanidad.La palabra predicada necesita de una profunda capacidad de escucha y de un amor incuestionable por el silencio. La figura de María nos transmite esto muy bien: escuchar, desarrollar una vida interior profunda…

El silencio precede a la predicación. La predicación es siempre un testimonio de vida. Debemos ser testigos de verdad:
> Testigos que reavivamos la captación de la verdad.
> Testigos que ahondamos y hacemos crecer la ternura de nuestro corazón.
> Testigos que ampliamos la mirada de nuestro horizonte.
> Testigos que damos a conocer este estilo de vida.
> Testigos que iluminamos cada día de nuestro cotidiano vivir con la alegría de la fe y la luz de la esperanza.

Para guiarnos en la reflexión, nos da la cita de AM Carré: “He pasado mucho tiempo y sigo haciéndolo, para preparar mis predicaciones, pero mi lengua no habría podido proferir nada útil y accesible a los otros, si primero no hubiese abierto mis orejas. Escuchar a los hermanos para que cada uno pueda reconocerse en el mensaje.”

Presentación del hermano Cesar Valero Bajo

Write a comment
  • Your name

  • Comment