Pascua 2020 : La Comunidad de Tetuán, Madrid, en Confinamiento en casa

Publié le : 23 avril

Decir que este año, la Comunidad, nos habíamos previamente organizado, para tener en casa una Oración todos los Lunes de Cuaresma de 20 a 21h, con quien quisiera responder a la convocatoria.

Nos repartimos los días y los temas. Siempre a propósito de la Encíclica “Laudato Sí” del Papa Francisco.
Vaciamos una de las habitaciones del Ático D, y la acondicionamos para dicho acontecimiento con un gran mural, donde cada día, según el tema, se iría añadiendo lo específico del tema correspondiente.
La primera Oración fue el 02 de marzo, y acudió un buen grupo de personas. Y lo mismo el día 09. Pero a partir del 11 de marzo, que surge, de pronto, en España el Confinamiento por el “Estado de Alarma” por el Covid-19, seguimos adelante con nuestra programación, las tres que estábamos en casa : Soraya, Virgi y Piedad. (El día 10 de marzo Inma va a casa de su familia para visitar a su padre. Y el día 12 fue Tomi a casa de su familia, por visitar a sus padres, y ninguna de las dos pudieron ya volver a la comunidad) Es por eso que, durante la Pascua en la comunidad hemos estado tres.
Pues así, de forma excepcional, aquí estamos las tres, viviendo este momento particular y único en la historia de la humanidad. Eso sí, hemos llevado a cabo todo aquello que como comunidad teníamos programado. Tanto las Oraciones de los Lunes, como el Viacrucis de los Viernes, a partir del día 20 que nos correspondía animarlo en la Parroquia como Vida Consagrada ; (lo había preparado Virgi con Paulina, una religiosa de la Sagrada Familia de Burdeos) y por el confinamiento los hacíamos en casa las tres “después de los aplausos”. Lo hemos animado cada día una, con el tema correspondiente, a las 20h.

El TRIDUO PASCUAL en confinamiento :
Comenzamos el Miércoles Santo, viendo al final del día, ¡”33 El Musical” ! un marco propicio, que transmite de forma preciosa e impactante, el espíritu de Jesús en estos días. Marco y pórtico muy apropiado.
En las Celebraciones litúrgicas, hemos participado vía on-line por distintos medios : Diócesis de Madrid, Parroquia San Francisco de Borja (Jesuitas), y el Domingo de Pascua desde la Basílica de San Pedro en el Vaticano. En todas ellas hemos podido comulgar, pues teníamos en casa la reserva que previamente nos compartieron dos Comunidades de nuestro barrio ; las Hermanas “María Madre de la Iglesia “y las Hermanas “Salesianas”

El Jueves Santo, para comenzar el día, rezábamos Laudes y los Oficios, este día desde la Catedral de la Almudena. Después, y con tiempo sosegado, tuvimos “la cena judía” que preparó Soraya, con su ritual y recordatorio propio. Y para concluir este día, la “Hora Santa” en la capilla, con el decorado propio de este día. La prepararon, Virgi y Piedad.

El Viernes Santo, como cada día, comenzamos rezando Laudes juntas en el oratorio. Y a las 12h nos juntamos para rezar el Viacrucis. Este día rezamos con el que rezaría el Papa en la Vaticano, con el tema de las cárceles en Padua (Decir, que, para hacer el recorrido del Viacrucis, teníamos colocadas la 15 estaciones alrededor de toda la casa, comenzando en el oratorio y terminando en el oratorio. Estaciones de elaboración casera, en trozos de papel de media cuartilla, color naranja. Todas las estaciones tienen colocada una cruz pequeñita de madera, con su descripción y el orden que le corresponde. Y así, hacíamos el recorrido del Viacrucis)
Los Oficios de la Pasión, los seguimos por youtube, desde la parroquia de San Francisco de Borja (Jesuitas en Madrid) Y para concluir el día, tuvimos la ¡¡” Adoración de la Cruz” !! en nuestra capilla. Preparada por Soraya con su decoración conveniente ; que ayudaba a rezar uniéndose a la cruz, de forma personal y muy hondamente. Y cada una prolongó este tiempo de oración ante la Cruz, el tiempo que consideró oportuno…

El Sábado Santo, lo teníamos marcado como un “día de silencio y oración” para poder introducirnos así, en el sentir litúrgico de este día. Rezamos juntas antes de comer y en la tarde, también nos dimos tiempo personal para rezar, a la espera de la Resurrección.

En la Vigilia Pascual, participamos por youtube desde la parroquia de San Francisco de Borja, que esta vez presidia el P. Busto, muy conocido de muchas de nosotras. Y después de la celebración, ¡¡con la alegría de la Resurrección del Señor !!! tuvimos, nuestra cena festiva de Pascual !! que no le faltaba emoción ni detalle allí reunidos. Pues había hasta ¡¡detallitos sorpresa !! : “qué será, qué será….” Pues eran, un conejo y unos huevos, todo de chocolate y cada uno en su paquetito aparte, perfectamente engalanados para la ocasión. Y así hicimos fiesta, prolongada y llena de emoción.

El Domingo de Pascua. Este día seguimos la liturgia desde el Vaticano, y hasta el final. Hasta la bendición “Urbi et Orbe”. Para seguir después, con una comida festiva ¡¡Paella de Pascua !! Y eso sí, antes de comer felicitamos a la Sra. Petra, madre de Virgi, que este día cumplía 96 años, y que está muy bien y tan lúcida como siempre.

NOTA
Ha sido para mí esta Pascua, muy honda y muy especial. Muy particular, diría yo. De poder rezar y ahondar en los distintos momentos pascuales, como hacía tiempo. Todo estaba muy cuidado y preparado para que así fuera. Yo digo que he tenido el sentir ese de “las catacumbas” cuando uno cuida y se encuentra con lo fundamental en su vida. Así lo sentí también los días previos, cuando fui a buscar la reserva, para poder comulgar en cada celebración. Pero la verdad, que yo no recordaba haber vivido una Pascua así, desde la pastoral con jóvenes, allá por los años 90.
Esta Pascua del Confinamiento y Estado de Alarma en el país, ha dejado en mí una huella tan especial, que no quisiera olvidar.

Piedad Núñez, op
Tetuán, abril de 2020