Retiro en Valladolid (agosto 2022)

Publicado el : 1ro de septiembre

Como es ya nuestra costumbre, a finales de agosto, del 23 por la noche hasta el 29 por la tarde tenemos el retiro de la entidad, juntas, en Valladolid.

"Después de este nutrido tiempo de retiro y de ir a lo esencial, tuvimos el Assizes, la misa de envío donde Esther, nuestra vicaria nos animó a ser testigos del amor trinitario. Para terminar la velada, tuvimos una breve puesta en común creativa de los momentos positivos vividos en cada comunidad durante el año pasado y una cena en el jardín. Un tiempo de reflexión, de alegría, de fraternidad, que nos lanza al año y a la vida cotidiana, con confianza y animados por todo lo que hemos vivido juntos."

Támara Murillo


Dos hermanas nos escriben su eco.


Esta vez nos ha acompañado Pakea Murua, Religiosa Hija de Jesús. Ha guiado el retiro siguiendo el itinerario de los ejercicios ignacianos; además se ha ofrecido a preparar también la liturgia, lo cual le hemos agradecido muchísimo ya que esto nos ha permitido estar más tranquilas y disponer de más tiempo para rezar.
Después del retiro el día 30 lo dedicamos a la asamblea, un momento para reflexionar juntas, compartir las experiencias del verano y los distintos acontecimientos que se van presentando y lanzar el inicio de curso.
Gracias Señor por la oportunidad de haber tenido estos días de retiro y por todo lo recibido este verano. Ahora ya toca ir a Galilea, comenzar el nuevo curso, con la confianza puesta en ti.

María Sánchez


Un año más, el retiro provincial nos convocó a nuestra Casa de Oración en la Finca (Valladolid), y nos volvimos a ver el rostro con los saludos, las preguntas, el interés por cada una,… varias hacía unos pocos días que se habían visto en Salamanca. Otras, llevábamos bastante tiempo sin vernos. Cada año, alguna menos, por la salud o por algún compromiso misionero diverso, y el 23 a la noche hicimos silencio con deseos de vivir un tiempo diferente. Hoy 30 de agosto ya hemos terminado, y Esther Santana con palabras llenas de esperanza y fe realizó el “envío” a todas las hermanas para comenzar el nuevo curso.

El retiro fue animado por una religiosa llamada Pakea (Paz en castellano) de la congregación de Hijas de Jesús (jesuitinas). Esta presentación dice ya, que el estilo y contenido de la animación tenía mucho de los Ejercicios Ignacianos. Cortas presentaciones diarias por parte de la animadora, mucho tiempo para que cada una, con el Evangelio y “ficha” que ella había preparado nos dispusiéramos a vivir un encuentro con Dios=Trinidad y con una misma.

Mi experiencia…un recorrido intenso, precioso, desde los textos sobre el Bautismo-Tentaciones en la vida de Jesús, hasta las apariciones y encuentro con el Resucitado, dicho así pareciera cortito, sin embargo, todo lo que nos ha entregado y que yo me llevo, sé que utilizaré en mi oración personal muy a menudo en este nuevo curso.

Las oraciones y eucaristía de cada día también estuvieron preparadas y llevada por Pakea. Una gran liberación para que cada hermana estuviera solo atenta a vivir propiamente el retiro. La ambientación de la capilla ha sido distinta cada día, siempre con relación al tema, y como tenemos la gran suerte de contar con grandes artistas entre las hermanas, ha sido muy rica en simbolismo arropando siempre a algún icono de Jesucristo.

Todo ayudaba a vivir en acción de gracias a Dios, por poder regalarnos un tiempo gratuito, que nos ayude a vaciar la mochila de lo superfluo y pesado del curso pasado, y a llenarla de una mirada esperanzadora sobre la realidad cotidiana.

Un saludo a cada hermana conocida o no, con todo mi cariño.

Virgi León